Marcha atrás: Nueva Zelanda no gravará emisiones del ganado

Volver
Marcha atrás: Nueva Zelanda no gravará emisiones del ganado
  • ganaderia

  • Marcha atrás: Nueva Zelanda no gravará emisiones del ganado

  • El gobierno de Nueva Zelanda que asumió en noviembre de 2023 anunció esta semana que no seguirá adelante con un plan para poner precio a las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes del ganado, suprimiendo el llamado “impuesto a los eructos”. Antes de fin de mes será presentada al...

    El gobierno de Nueva Zelanda que asumió en noviembre de 2023 anunció esta semana que no seguirá adelante con un plan para poner precio a las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes del ganado , suprimiendo el llamado “impuesto a los eructos”. Antes de fin de mes será presentada al Parlamento una nueva legislación para sustituir la propuesta que puso en marcha la anterior primer ministra Jacinda Ardern. «El gobierno está comprometido a cumplir con nuestras obligaciones en materia de cambio climático sin cerrar las granjas de los neocelandeses», dijo el ministro de Agricultura, Todd McClay. Las empresas agrícolas, industrias lácteas y frigoríficas, así como compañías de fertilizantes, quedarán fuera del plan de fijación de precios de emisiones, que debería comenzar en 2025. Tecnología sí, reducir producción no La revisión del plan fue un compromiso electoral para el actual gobierno, que también busca recuperar las exportaciones de animales en pie. El anterior gobierno laborista de centroizquierda se había centrado en la ganadería en su campaña para alcanzar cero emisiones netas de gases de efecto invernadero para 2050 mediante un plan que despertó protestas y críticas en el sector. Casi la mitad de las emisiones del país provienen de la actividad agropecuaria, siendo el ganado el principal responsable, con alrededor de 10 millones de cabezas de vacunos y 25 millones de ovinos. Para analizar soluciones alternativas se creará un nuevo grupo de expertos para abordar las emisiones de metano en el sector usando la tecnología y sin reducir la producción ni las exportaciones, dijo el primer ministro Christopher Luxon. Los agricultores recibieron la decisión con satisfacción, pero los grupos ambientalistas atacaron al gobierno, que también anunció planes para revertir una prohibición de cinco años sobre nuevas exploraciones de petróleo y gas. ¿Cómo medir el metano? El lobby agrícola de Nueva Zelanda ha estado presionando para que se cambie la forma en que se miden las emisiones de metano y pidiendo a los gobiernos que utilicen métricas que reflejen la naturaleza de corta vida de este gas en la atmósfera. El organismo Beef + Lamb NZ también ha dicho que el impacto de las plantaciones de pinos para el secuestro de carbono en la productividad agrícola debería reconocerse en la legislación sobre emisiones. “Los criadores de ovejas y vacunos han reducido sus emisiones absolutas en más de un 30% desde 1990 y están compensando una proporción significativa de las emisiones restantes a través de los árboles y la vegetación nativa de sus granjas. Gran parte de este secuestro aún no se reconoce ni se recompensa. Un análisis reciente de AgResearch indica que nuestra producción de ovejas ya es ‘cálida neutral’”, señala Beef + Lamb NZ. Por su parte la portavoz de Greenpeace, Niamh O’Flynn afirmó que «en los últimos días, el gobierno de coalición ha señalado claramente que las industrias más contaminantes, los lácteos industriales y las nuevas exploraciones de petróleo y gas, son libres de tratar nuestra atmósfera como una cloaca a cielo abierto».

  • 2024-06-12T15:07:45+00:00

  • blasinayasociados.com